¿Cómo me afecta la nueva legislación europea de drones?

Así es como nos afectarán los reglamentos de ejecución 2019/947 y 2020/639 a la hora de operar nuestros drones.
Nueva ley de drones en España

30/05/2020

Hace unas semanas, publicamos un artículo en el que resumimos a grandes rasgos, los principales cambios que se esperan en base a los nuevos reglamentos europeos que regularán el sector de los drones.

Hoy vamos a “entrar al barro” y detallar aspectos importantes que afectarán a todos los usuarios de drones.

DOS REGLAMENTOS

Dos son los reglamentos que tendremos que observar a la hora de utilizar un dron (y a la hora de comprarlo). El Reglamento Delegado 2019/945 es el encargado de clasificar los drones en función de su peso, tamaño y prestaciones. Para ello, establece 4 clases, dentro de las cuales, deberán de encontrase todos a partir de Julio de 2022. A partir de esa fecha, todos los drones que se fabriquen han de disponer de la marca que identifique a que clase pertenecen. De lo contrario, no se podrán utilizar.

Otro de los documentos que será de obligada lectura, es el Reglamento de Ejecución 2019/947 y su modificación 2020/639. Este es el documento que tipo de operación se puede ejecutar con cada clase de aeronave (de las 4 existentes hasta ahora) y que limitaciones existen en cada una de ellas.

Recordamos que desaparecerá la distinción entre uso recreativo y profesional del dron, por lo que todos los usuarios de drones (excepto para los de aquellas aeronaves que se consideren juguetes) estarán afectados por estos reglamentos.

En este artículo, vamos a centrarnos en el reglamento 2019/947 y el 2020/639.

REGLAMENTO DE EJECUCIÓN

Este reglamento, divide las operaciones en tres tipos o categorías, dependiendo del riesgo inherente a cada una de ellas.

¿QUÉ SE PUEDE HACER EN CATEGORÍA ABIERTA?

Esta es la menos restrictiva de todas, y también la de más fácil acceso en lo que a requisitos de formación y documentación se refiere.

En esta categoría se pude volar hasta a 120 metros de altura, solo con el dron a la vista (VLOS). No se permite el vuelo sobre aglomeraciones de personas ni sobre personas no participantes (excepto en la subcategoría A1 con un dron de menos de 250gr.). Se pueden utilizar aeronaves de hasta 25Kg en esta categoría, con las especificaciones de las clases correspondientes (C0-C4).

Si se va a utilizar un dron de menos de 250Gr, no es necesaria formación específica. Para utilizar aeronaves de 250gr o más, es obligatorio recibir formación. Esta formación difiere según la subcategoría en la que se vaya a operar y tendrá una validez de 5 años, siendo necesaria su renovación pasado ese tiempo.

En esta categoría, el reglamento no habla del manual de operaciones ni de su contenido, sin embargo, sí que obliga a que el operador elabore procedimientos operacionales (por lo que se necesitará un documento que recoja estos procedimientos).

SUBCATEGORÍA A1

Se permite el uso de aeronaves C0 (menos de 250gr.) y C1 (menos de 900 gr.).

Solo se permite sobrevolar personas (no aglomeraciones) con aeronaves de la clase C0.

Si se utiliza una aeronave clase C1, es necesario recibir formación y superar un examen on-line.

SUBCATEGORÍA A2

Permite el uso de aeronaves clase C2.

No permite el vuelo sobre personas no participantes, debiendo de mantener una distancia horizontal entre estas y la aeronave de al menos 30 metros (o 5 metros si está activado el modo de baja velocidad de la aeronave).

Respecto a la formación, aparte de lo requerido en la subcategoría A1, adicionalmente es necesario hacer una formación autopráctica y superar un examen adicional de conocimientos teóricos.

SUBCATEGORÍA A3

Permite el uso de aeronaves clase C2, C3 y C4 (hasta 25 Kg).

Solo se podrá operar a una distancia mínima de 150 metros de zonas residenciales, comerciales, industriales o recreativas.

Misma formación necesaria que para la subcategoría A1.

CATEGORÍA ESPECÍFICA

En esta categoría se engloban las operaciones consideradas de riesgo medio, y es a la que habrá que recurrir como siguiente paso si la operación pretendida no se puede realizar dentro de la categoría abierta.

Solo se permite operar bajo autorización, y esta puede ser de tres tipos:

  • Declaración operacional: el operador declara operar bajo las condiciones de uno de los escenarios standard (STS) definidos en el Reglamento (de momento hay 2 escenarios estándar), cumpliendo todos los requisitos técnicos, documentales, de operación y de formación exigidos en el escenario.
  • Autorización operacional: el operador no se acoge a ningún escenario estándar, y solicita autorización para un tipo de operación en concreto.
  • Ser titular de un LUC (certificado de operador de UAS ligeros). Se puede solicitar este tipo de certificado, si la operación pretendida es recurrente (el operador tiene previsto operar periódicamente bajo determinadas condiciones que siempre son las mismas). Una vez obtenido el LUC, no es necesario solicitar autorización operacional ni presentar una declaración operacional.

Respecto a la formación, será necesaria una formación específica con los contenidos especificados en las condiciones del escenario estándar o en los requisitos para solicitar la autorización operacional.

El reglamento sí que habla específicamente de la necesidad de disponer de un manual de operaciones para operar en esta categoría, e incluso define su contenido para los escenarios estándar.

Respecto a la categoría certificada, los citados reglamentos no incluyen ningún apartado específico sobre ella. En los próximos meses iremos conociendo más detalles sobre el ámbito de la misma y las operaciones a realizar bajo esta denominación. Lo único que podemos adelantar hasta la fecha, es que las operaciones de transporte de personas y de mercancías peligrosas se deberán de hacer englobadas en esta categoría.

A la vista de todo lo anterior, vemos que hay programados cambios de calado a la hora de la utilización de los UAS, sin embargo, estos reglamentos no mencionan determinados aspectos, como son la contratación de seguros de responsabilidad civil en categoría abierta, ni las limitaciones al vuelo en los distintos tipos de espacio aéreo (al artículo 15 deja esto a cada uno de los estados miembros).

Tendremos que estar atentos a las futuras publicaciones de la Unión Europea al respecto, para ir conociendo detalles y modificaciones de estos reglamentos.

FECHAS DE APLICACIÓN

En la fecha de publicación de este artículo, hemos tenido acceso a un borrador publicado por la Comisión Europea en el que se indica que, motivado por la situación sanitaria sobrevenida por el COVID19, las fechas previstas de aplicación de los nuevos reglamentos sufrirán un retraso de 6 meses respecto a lo inicialmente previsto. La publicación de este documento aporta más fuerza a lo que adelantamos en nuestro anterior artículo sobre el posible retaso en la aplicación de las nuevas normas del sector.

El equipo DYSA.